La serie de The Last of Us no reescribirá la historia del videojuego, asegura su director