El inconveniente superávit de la cuenta corriente