Contagios se disparan en Europa y Madrid decreta estado de alarma