Cavani y los ejemplos de Suárez y Forlán